El pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife aprueba por unanimidad usar pirotecnia silenciosa en sus fiestas

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, por unanimidad de todos los grupos políticos, ha aprobado este viernes [31 de enero] en el transcurso del pleno municipal el uso de fuegos artificiales silenciosos para que el conjunto de la ciudadanía pueda disfrutar de los eventos que se celebren en la capital.

Su uso no afectaría a la calidad y belleza del espectáculo visual y, en la línea de implementar la medida, tal y como explicó el concejal responsable del Organismo Autónomo de Fiestas, Andrés Martín, “la Corporación pondrá en marcha medidas correctoras” para que a partir de ahora las celebraciones en esta ciudad sean inclusivas, respetuosas y sensibles, de tal modo que aquellos vecinos y vecinas que nunca asisten a este tipo de eventos porque disponen de hipersensibilidad auditiva puedan acudir y disfrutar de ellos como el resto de ciudadanos y ciudadanas.

En la misma línea, el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife reglará el uso de petardos y pirotecnia por parte de los particulares, impulsará campañas de concienciación sobre los fuegos artificiales alternativos y promoverá espacios sin ruido en las cabalgatas, para que carrozas, batucadas, grupos y coches engalanados mantengan el ritmo no toquen en ese tramo. De esta manera, se habilitaría un espacio “de algunos metros, donde se deje de tocar y emitir música” para que nadie que quiera sumarse a la fiesta deje de hacerlo por sufrir algún tipo de problema.

La medida de limitación de ruidos se aplicaría en consenso con las asociaciones afectadas y Martín señaló que “incluso se puede eliminar alguna traca final, ya que su objetivo es sólo provocar ruido y resulta una tradición sin ningún componente visual”.

El concejal apuntó, igualmente, que “en la feria del Carnaval de este año va a haber un horario sin música ni ruido de feriantes para que todos y todas podamos disfrutarla”.

En el transcurso del pleno pudo además escucharse la intervención de María del Carmen Díaz, presidenta de la Asociación Canaria del Trastorno del Espectro del Autismo, Apanate, que aglutina a más de 200 familias que conocen muy de cerca este trastorno.

Tal y como expuso, el sistema nervioso y cerebral de las personas que padecen autismo es muy sensible y los ruidos muy fuertes pueden afectarles en distinto grado, provocándoles desde pérdida de control y ataques epilépticos, hasta episodios de autolesión. “Mi hijo de 29 años nunca ha podido ir ni a ferias, ni a cabalgatas, ni a fiestas, lo que ha disminuido considerablemente la calidad de vida familiar” añadió Díaz, quien apuntó asimismo que en la ciudad de Santa Cruz de Tenerife podría haber unas 2.000 personas que padecen autismo, un trastorno que afecta a 1 de cada cien personas según el cálculo de Apanate.

El ruido de la pirotecnia puede tener efectos negativos también en los animales de compañía y hay casos de extravíos por pánico y atropellamientos; incluso, en las aves, se ha observado desorientación, abandono de nidos y muerte de algunos ejemplares.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies