La Reina Dulce y la Princesa Golosina triunfan sobre el ladrón de pasteles y devuelven la llave mágica que abre las casas de Santa Cruz a los Reyes Magos

Con un llenazo absoluto como no se recuerda, unas 18.000 personas asistieron al recibimiento oficial por parte de la alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife, Patricia Hernández, de Melchor, Gaspar y Baltasar, que se vio marcado por las aventuras del Reino de los Caramelos, un lugar secreto de donde fue robada la llave mágica, pero que fue recuperada justo a tiempo.

Gritos, aplausos y sobre todo muchísimos nervios hubo esta tarde durante el recibimiento a Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente, Melchor Gaspar y Baltasar por parte de la alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife, Patricia Hernández, al estadio Heliodoro Rodríguez López, que registró en esta ocasión una asistencia de público como no se recuerda.

Con las gradas a reventar y con los pelos de punta de la emoción, miles de niños y niñas se dejaron la voz participando en las increíbles aventuras de la Reina Dulce y la princesa golosina que, con la ayuda del pastelero real, vivieron con mucha agitación el robo de las mejores golosinas y dulces del mundo y sobre todo de la llave mágica que abre todas las casas de Santa Cruz y que se custodia en el Reino de los Caramelos durante todo el año, menos el 5 de enero, que es cuando es entregada a los Reyes Magos para que puedan entrar en las casas de todo los niños y niñas que se han portado bien.

Gracias a la ayuda de las cerca de 18.000 personas que se dieron cita esta tarde en el Heliodoro Rodríguez López, el bien volvió a triunfar sobre el mal y la llave, y las mejores chucherías del mundo, pudieron ser rescatadas de las malvadas manos del ladrón de golosinas justo a tiempo para que la alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife, Patricia Hernández, pudiera entregar la llave mágica a Sus Majestades.

El reencuentro de los pequeños y pequeñas de la casa con Melchor, Gaspar y Baltasar fue atronador tras 365 días de espera. Tras varias pasadas del helicóptero real aproximándose cada vez más al estadio capitalino por fin los Reyes Magos entraron en el recinto en coches descapotables y acompañados de sus pajes y de parte de la enorme comitiva que luego configuró la Gran Cabalgata.

Y por fin llegó uno de los momentos más esperados: la entrega de la llave mágica de la ciudad por parte de la alcaldesa, Patricia Hernández, a SSMM los Reyes Magos de Oriente, que se mostraron felices de regresar a Santa Cruz de Tenerife y de reencontrarse con tantísimos niños y niñas en el estadio, donde el espectáculo fue asimismo retransmitido por las pantallas en lengua de signos.

Tras recordar que es muy importante portarse bien, ayudar a quien lo necesite y hacer caso a papá y a mamá, Melchor, Gaspar y Baltasar fueron al encuentro de los niños y niñas a los que aún no les había dado tiempo de enviar por Correo sus cartas para recogerlas y no perder detalle de sus peticiones.

Durante un largo tiempo los Reyes Magos se dedicaron a escuchar y dar la mano a los niños y niñas chicharreras recordándoles que cuanto antes se fueran a dormir antes podrían pasar por su casa para llevarles los regalos que habían pedido.

Tras recorrer el estadio para poder saludar a todo el público, Sus Majestades se despidieron lanzando centenares de besos al aire y esperando volverles a ver solo unos minutos después en la Gran Cabalgata de Reyes que prometía espectaculares novedades.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies